3XY9B, UNA NUEVA AVENTURA EN ÁFRICA

Ya había transcurrido un año de trabajo en el África del Oeste y me disponía a regresar a España, cuando surgió la idea de ir a algún país vecino a Senegal. Enseguida me decidí por Guinea Conakry, uno de los pocos países de la región que no conocía y donde había poca actividad en radio. Tras unas cuantas llamadas, emails y envío de documentación, enseguida obtuve respuesta de las autoridades de Telecomunicaciones, que además me comunicaban ya el indicativo: 3XY9B. Era un indicativo un tanto extraño (pues el prefijo de Guinea era 3XY) pero apetecible para hacer unos cuantos QSO’s…Todo estaba listo, sólo tenía que pagar la licencia (¡unos 300 euros!) y llevar los equipos de los que disponía en Dakar.

Antes, regresé a España, me compré rápidamente un pequeño amplificador de HF a transistores por ser éste menos pesado y más manejable (gracias a EA4BQN por la venta y a EA4YK por dejarme probarlo en su casa) y preparé mi estación de Senegal para hacer el viaje Madrid-Dakar-Conakry. Eso sí, al ir sólo no podría llevarme todo lo que me habría gustado, así que cambié la direccional que tenía en Dakar por un dipolo multibanda de doble bajada tipo Barker & Williamson. Con este dipolo y el pequeño lineal me atrevería a trabajar todas las bandas de HF, incluyendo las bandas WARC y algo de telegrafía a pesar de no ser mi fuerte (tenía que utilizar el manipulador vertical que me prestó mi amigo Alfonso, EA4CWN). Ya tenía listo el material, mi viaje y mi licencia. Sólo me quedaba llegar bien y pasar las aduanas del país sin problema, conseguir una buena ubicación… ¡y cruzar los dedos en esta época de lluvias del África Occidental! Al principio hasta pensaba ir a la isla de Los (IOTA AF-051) pero no pareció una buena idea en estos días del mes de agosto y menos aún siendo el único dx-pedicionario…

Guinea obtuvo la independencia de Francia en 1958 y sólo desde los años 80 se ha abierto un poco al turismo. Sin embargo, debido a la inestabilidad política y social del país no son muchos los turistas que visitan hoy este país con una población de unos 8 millones de habitantes (alrededor del 10% viven en Conakry, la capital) y una deuda externa de cerca de 4 millones de USD. La electricidad y el agua son escasas en casi todo el país, y sólo algunos barrios residenciales y buenos hoteles de la capital disponen de electricidad permanente. Teniendo en cuenta la situación del país, enseguida hice saber a mis amigos de Guinea mi interés de estar en un buen hotel, seguro y con energía eléctrica permanentemente. A mi llegada a Conakry me recogieron en el aeropuerto y me llevaron a uno de los mejores hoteles de Conakry, quizás el más caro. Era un edificio enorme de al menos 30 pisos, con todas las facilidades del mundo…¡excepto para montar las antenas!. Así, tras una noche de descanso, al día siguiente me trasladé a un hotel con grandes explanadas perfecto para instalar el dipolo (ver foto 1) Con la ayuda del personal local del hotel y de un “manguero” (árbol del que se obtienen los deliciosos mangos), y aprovechando que la lluvia había parado, enseguida pude instalar el dipolo –ver foto 2 – y luego el resto de la estación. Pronto empecé a llamar y a hacer QSO’s, hasta que la primera tormenta se acercaba con cargas eléctricas que me impedían continuar la actividad. Así, los pile-ups se sucedían de pausas mientras una y otra tormenta pasaba. A esto se sumaba la baja propagación, así que fue de agradecer el hecho de haber adquirido el lineal y poder dar una ayudita a las condiciones adversas.

3XY9B, UNA NUEVA AVENTURA EN ÁFRICA

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies