C21TI, la aventura del pacífico

Desde los 13 años he estado haciendo DX´s, y ya desde entonces me hacía especial ilusión contactar con las islas del Pacífico. Eran los QSO´s de distancias más largas, y difícil de realizar ante los grandes pile-ups que suelen aparecer en la frecuencia. Aún recuerdo los madrugones para poder contactar ciertos países o expediciones… En Noviembre del año pasado participé como ponente en un seminario con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (I.T.U., en inglés), donde hubo una presencia importante de representantes de varios países de Asia y Pacífico. Por supuesto, hubo una participación importante de las islas del Pacífico, y tuve la ocasión de disfrutar con ellos algunas conversaciones muy interesantes.

Al finalizar el seminario de la I.T.U en Kedah (norte de Malasia), me dirigí al aeropuerto de esta ciudad para tomar mi vuelo hacia Kuala Lumpur, ciudad donde actualmente resido y trabajo. En el aeropuerto me encontré con el representante de Nauru, quién tenía que hacer algunos cambios en su itinerario de vuelta a su país. Eran ya más de las 22 horas, y en el aeropuerto le pedían pagar la penalización correspondiente por su cambio de billete. Esta persona no disponía de Ringits (moneda malaya), y en el aeropuerto le ofrecieron pagar con tarjeta de crédito, pues no aceptaban moneda extranjera. “¿Qué tarjeta de crédito voy a utilizar si en mi país no hay banco”?, exclamaba Rudolph Garoa, director de la única compañía proveedora de Internet en Nauru. Enseguida me ofrecí a prestarle dinero, pagar con mi tarjeta de crédito y que él me rembolsara luego en USD. Rudolph me contó lo difícil que era cambiar un vuelo a Nauru, pues antes de llegar ahí debería ir a Brisbane (Australia), y de ahí a las islas Salomón antes de alcanzar el destino final en Nauru. Además, sólo hay un vuelo por semana. Así, tuve a Rudolph alojado en mi casa por tres días, hasta que consiguió un vuelo a Brisbane. “Quizás te devuelva la visita”, le dije. En Navidades seguía rondándome por la cabeza el hecho de hacer una expedición al Pacífico. Ya había estado en otros lugares como Senegal, Burkina Faso, Guinea Conakry….e incluso el año pasado saqué un segundo puesto mundial en el ARRL DX SSB en una estación multi con mi amigo Tino, HI3CCP (HI3C), desde la República Dominicana. Pero el Pacífico sería algo más especial para mí, el realizar un sueño que tenía desde niño. En mis vacaciones navideñas en España tomé por fin la decisión de ir a Nauru, situado en el puesto 51 de los países DXCC más buscados. Tras decidirme por esta aventura, contacté con las autoridades de este país, solicité la licencia y empecé a enviar emails a posibles operadores. Primero empecé con los amigos, luego con prestigiosos Dxistas conocidos y finalmente abrí una lista dónde se recibiría a cualquiera con un poco de soltura haciendo DX. En seguida conseguí la licencia para Nauru, y la gente se animó a contactarme y a ofrecerse para ser parte de la expedición. Las cosas parecían salir bien, y yo seguía muy ilusionado. Algunos grupos de DX confirmaban sus apoyos, o enviaban los correspondientes formularios para solicitar las ayudas. Aún quedaba tiempo por delante, pero también muchos intercambios de emails, documentos y formularios. Cuando llegaba a casa del trabajo, empezaba con esta ardua tarea, que sin duda lleva bastante tiempo y esfuerzo. Ricardo, EA4YK empezaba también a crear una página web y por fin pusimos las fechas para la expedición: Mayo 2009.

LOS PREPARATIVOS

Desde Enero 2009 se anunció en los boletines de DX el proyecto de Nauru, y la búsqueda de operadores. Además, también pretendía conseguir una estación de HF para las comunicaciones de emergencias en este país, y un equipo para los radio aficionados de Nauru, que desafortunadamente no pueden estar en el aire al no tener radio. Para ello se establecieron unos objetivos de la expedición, también pretendiendo alcanzar la cifra de 20.000 QSO´s en 2 semanas de operación con una estación multioperada. Muchos colegas empezaban también a escribirme y solicitar que se operase 6m, rebote lunar, comunicaciones digitales, 60 metros y otras bandas en las que Nauru no había estado muy activa. Un mes antes de la fecha inicial prevista para la expedición (esto es, en Abril 2009), empecé a pedir confirmación de operadores y vuelos para ir a Nauru (vía Australia e islas Salomón). Entonces surgieron las primeras dudas. Los operadores no estaban dispuestos a pagar de su bolsillo un vuelo tan caro. Entonces me tocó empezar de nuevo, insistir en los distintos boletines de radio y páginas web de radio aficionados. También en la página que por entonces teníamos ya creada, http://c21ti.madrono.net. Pero la gente no se animaba. Bueno, más bien me pedían a mí que financiase sus viajes…¡y aún no habíamos aceptado ninguna donación!. Tampoco me dejaban el material al que se habían comprometido. Al final se consiguió otro grupo de operadores, pero al pedir la confirmación de sus viajes, ¡ocurrió lo mismo!. Parece que nadie creía en esta expedición….Muchos alegaban la crisis económica… En Mayo nuestra página web era atacada continuamente por hackers ¡y encima tuve que desplazarme urgentemente a Pakistán por motivos de mi trabajo!. Pensaba que era ya el fin del proyecto que había intentado llevar a cabo desde hacía tanto tiempo. Tras mis 3 semanas de viaje en Pakistán, nuestra web estaba otra vez activa y ya habíamos recibido algunas donaciones. Además, EA4YK y otros colegas (EA5AVW, EC3AJW, EC4AHX, EA4CWN, etc) se habían encargado de colectar algo de dinero para la expedición. Había muchas ilusiones puestas en este proyecto y no podíamos echarlo para atrás. Evidentemente si miramos el lado económico no hubiéramos ido, pues el apoyo financiero ha sido mínimo. Me concedieron casi dos semanas de vacaciones en España. Pero, ¿eran vacaciones?. Aún me quedaba ultimar el viaje a Nauru. Era el mes de Junio, y aunque seguíamos buscando operadores ya tenía asumido que debería ir sólo. Por ello, tenía que buscarme material liviano y fácil de transportar. Ya tenía una antena dipolo Barker and Williamson, mi FT857D, un teléfono satelital, un portátil y mi manipulador de CW. Sabía que mi telegrafía es limitada, pero ¿qué podía hacer?. En España compré urgentemente una “superantenna” YP3 de 3 elementos para 10-15-20-17-30 y 6m. No era la mejor antena para una expedición, pero sí para ir sólo a Nauru. Spiderbeam nos donó un mástil telescópico de fibra de vidrio de 12m. Y ya a teniendo asumido que tenía que hacer telegrafía desde Nauru, me adquirí un cable y sofwtawre para conectar el portátil a la FT857 y no tener que tirar tanto del manipulador vertical…Y en cuanto al amplificador, desde Malasia llevé a España un BQN de 400 W, que tenía que reparar. José Miguel me lo reparó sin gasto alguno (como donación a la expedición), ¡muchas gracias EA4BQN!. Ya estaba casi listo para mi expedición, tenía una yagui, un gran dipolo para las bandas bajas, un amplificador HF y un teléfono satélite para comunicarme fuera de la isla si fuera necesario…

EL VIAJE

Ya estaba más tranquilo sabiendo que tenía lo mínimo necesario para la expedición. Regresé de España a Malasia a finales de Julio y aún me quedaban unos días para terminar de preparar todo. Pero entonces surgieron más problemas: ¡el amplificador llegó dañado a Malasia!. De nuevo nervios, pedí unas piezas de recambio a Madrid, cambiamos las piezas…¡y el amplificador seguía sin funcionar!. Y encima, por razones laborales tenía que viajar fuera de Malasia por dos semanas, con lo que ya no tenía nada de tiempo para preparar la expedición. Me vine abajo y pensé que todos los esfuerzos hechos hasta ahora habían sido inútiles. Además, desde hacía dos meses el teléfono de Nauru no funcionaba y no podía confirmar ni la reserva de hotel ni podía contar con el apoyo logístico de mi amigo Rudolph. Al menos pude confirmar con el consulado de Nauru en Fiji que me concederían un visado… EA4CWN Alfonso puso un anuncio en el foro de URE pidiendo un amplificador HF. Yo por mi parte seguía buscando como loco, para que me dejaran, para comprarlo o alquilarlo….Nadie contestaba. Pero de pronto surgió Eugenio, EA5/UT2XD quién se ofreció a dejarme su amplificador. Yo no conocía de nada a Eugenio (bueno, creo que hice un QSO en CW con mi estación en Malasia), pero enseguida le llamé y me confirmó que me podría prestar su amplificador. Yo no podía creerlo. Esta expedición no hubiera sido posible sin este apoyo. ¡Mil gracias, Eugenio!. Espero que para la próxima dxpedition tú seas el telegrafista…. Ahora sólo quedaba traer el amplificador a Malasia (25 Kg) mientras yo estaba fuera de este país. Regresaría a Malasia sólo 3 horas, suficiente para cargar con todo el material. Por suerte, unas amigas venían de visita a Kuala Lumpur y las pedí que me trajeran el amplificador, que viajó de Alicante a Toledo, de Toledo a Madrid, luego Londres y Kuala Lumpur. Todo llegó a tiempo. Ahora tenía que llevar mis 50 o 60 Kg de material hasta Australia y de ahí a Nandi (Fiji) y Suva(Fiji), luego Suva, Brisbane (Australia), Honiara (islas Salomon) y Nauru. Llevé todo el material a Fiji (tenía que estar en esta isla por una semana trabajando también), ¡lo que me costó 600 euros!. Esta expedición ya me estaba resultando extremadamente cara…En Fiji pude ultimar de preparar el software en el portátil, de configurar el cable para hacer telegrafía desde el portátil, y de probar el teléfono satelital, con el que mandaría el log cada día a Ricardo. Todo estaba listo, de nuevo un montón de ilusiones en mi cabeza y recuerdos de los amigos, que podrían haberme acompañado en esta aventura. Además, en el hotel donde estuve en Fiji conocí a otra persona de Nauru, el responsable de control marítimo, quien me dio una carta donde pedía que alguien de seguridad del aeropuerto me llevase al hotel donde iba a montar la estación. Todo iba bien hasta ahora, pero en mi vuelo de vuelta de Fiji a Australia, ¡no me querían dejar subir en el avión!. Al parecer había un error con el número de mi pasaporte y el visado de tránsito en Australia. ¡Pero ya he venido por Australia hace una semana!, les reclamaba. Era la hora de subir al avión y el problema no se arreglaba. Mi nombre aparecía una y otra vez por la megafonía del aeropuerto (“última llamada para el pasajero Daniel Bolaños con destino a Brisbane…”). Al final, y gracias a que ya había facturado el equipaje, me dejaron subir al avión. El vuelo salió con unos 30 minutos de retraso…¡pero aún me quedaban unas 10 horas de tránsito en Brisbane!, y una nueva facturación de quipaje de Brisbane a Nauru. Ya calculaba otra “multa” por mi exceso de equipaje. Pero en el asiento junto al mío del vuelo Nandi (Fiji) a Brisbane (Australia), ¡la persona que estaba sentada a mi lado viajaba a Nauru!. Iba a trabajar con el ministerio de salud de Nauru e impartir un curso. Diez horas en el aeropuerto de Brisbane dan para mucho: enviar los últimos emails antes de estar incomunicado por una semana, leer un libro (sobre Pakistán, país dónde había estado hace unas semanas), y hablar con mi compañera de avión para compartir maletas y no tener que pagar de más en el trayecto Brisbane-Honiara-Nauru. Y así fue, hubo dos personas que se ofrecieron a compartir mi equipaje y así no tuve que pagar nada de dinero en ese trayecto El viaje de Brisbane a Honiara (Salomon) se hizo ameno, aunque en Salomon había que bajar por cerca de una hora por razones de seguridad. Todo estuvo bien, menos los cientos de mosquitos que había en el aeropuerto de Honiara. Y el problema es que esta ciudad es zona endémica de malaria…Pero yo sólo pensaba en la radio, ¡y que en poco tiempo estaría en Nauru!.

LA ESTANCIA EN NAURU

El avión por fin aterrizaba a eso de las 4:30 de la mañana en Nauru. Había viajado más de 24 horas, pero estaba con energía como para montar la antena y empezar a transmitir como C21TI. ¿Habrían llegado todas las maletas a la isla? A uno siempre le queda esa duda cuando se dirige a recoger el equipaje. Parecía que sí, todos los bultos habían llegado a Nauru. Tras pasar el trámite de inmigración (se quedaron con mi pasaporte) y de aduanas (tras enseñar copia de mi licencia no hubo problema ninguno), me dirigí a buscar a alguien que me llevara del aeropuerto al hotel. La distancia quizá era de dos kilómetros solamente, pero el problema es que no hay taxis en este país de 10.000 habitantes. Afortunadamente mi compañera de viaje (desde Fiji hasta Nauru) me presentó a unos representantes del ministerio de salud que venían a recogerla y un vehículo me llevó a mí y a mis 60 Kg de equipaje al hotel ODN Aiwo, lugar donde otras expediciones instalaron sus antenas (como C21BH). No podía creer que esta vez sería yo quien pusiera en el aire a este país…Esta vez otros madrugarían sólo para hacer el contacto conmigo… Al llegar al hotel me llevé la sorpresa de que no tenía reserva. Por teléfono e Internet había sido imposible (no funcionó durante los dos últimos meses), pero pensé que Rudolph ya lo habría arreglado. De todas formas no hay muchos turistas en Nauru (quizás fuera yo el único estos días), así que pedí la habitación 410, como me habían recomendado anteriores expedicionarios. La habitación no estaba aún lista, así que me dieron otra donde descansar. Llegué a la habitación asignada y no podía esperar más. Abrí los embalajes de las maletas y…¡el amplificador estaba dañado!. Era la tercera vez que me pasaba en unos meses. Dos veces con el amplificador BQN y ahora con este 750ZZ. La entrada de corriente estaba rota, la lámpara estaba fuera de su sitio y un cable estaba desoldado. ¿Podría arreglarlo?. Lo que ya no podía era dormir…En cuando amaneció subí al tejado a estirar el dipolo y dejar montada la YP3. Después fui a buscar a mi amigo Rudolph a su oficina, que estaba apenas a 1000 metros del hotel. Pero Rudolph no estaba. Volví al hotel e intenté montar las antenas, pero necesitaba ayuda para subirlas. Lo único que conseguí fue quemarme con el espléndido sol de Nauru azotando en el tejado del hotel. Por la tarde apareció Rudolph y montamos el dipolo, ya era prácticamente de noche. Le comenté que necesitaba apoyo para recoger mi pasaporte, montar la antena y arreglar el amplificador. Rudolph se fue y yo me quedé operando la C21TI con 100W y un dipolo Barker & Williamson. Ya había perdido casi un día, así que no podía perder más tiempo. Se que la gente se impacientaba al no ver spots en el cluster…. Eran las 10:28 UTC (12 horas más en Nauru) del 17 de Agosto de 2009 cuando hice mi primer QSO desde Nauru, fue con VK7ZE en 40m. Tras unos cuantos QSO´s en fonía, pasé a CW y empecé a trabajar las primeras estaciones americanas en esta banda. Al cabo de un par de horas tenía un QRM muy fuerte y un cansancio de casi dos días sin dormir, así que decidí dormir un rato, pues me quedaban unos días intensos de radio por delante. Al levantarme intenté la banda de 20m, primero en fonía y luego en telegrafía. Cuando mi amigo Rudolph apareció por el hotel al mediodía, ya tenía más de 1.000 QSO´s en el log ,y el log estaba en la web http://c21ti.madrono.net Me podía dar por satisfecho hasta ahora. Me levante a las 4-5 horas, pero la propagación no acompañaba (¡y aún estaba sin la yagui!). Tenía un QRM tremendo en todas las bandas, pero a eso del mediodía empecé con pequeños pileups alternando los 20 y los 17 m, tanto en fonía como en telegrafía. Trabajé alguna estación europea, pero la mayoría eran de Asia, Pacífico y Estados Unidos. A última hora de la tarde apareció Rudolph y fuemos a dar una vuelta por la isla y a buscar a Siva, un ceilandés (de Sri Lanka) que vive desde hace unos años en Nauru. Allí le dejamos el amplificador con la esperanza de poder arreglarlo, mientras buscábamos otras alternativas. C21RK se ofreció hacía unos meses a prestarme un amplificador de 500 W, pero desde hacía meses no había vuelto a tener noticias de él… Al cabo de un par de horas regresé al hotel y me dediqué a la telegrafía en 40 y 80 m…Dormí unas horas y seguí por la mañana en telegrafía por los 20 m. Por la tarde llegó Rudolph con la logística y pudimos subir la antena directiva. Tras un rato más en 20 m SSB, pude pasar a los 80 m….¡con el amplificador reparado!. De nuevo pileups, aunque seguían siendo de Asia, Pacífico y Norte América. Lo mismo luego más tarde en 40m, ya con algunas estaciones europeas (sobre todo del Este de Europa)….¡Hasta que se estropeó el amplificador! Pegó un chispazo y ya no quería funcionar….Así que pasé a 10 Mhz donde pude hacer mis primeros comunicados con mi limitada telegrafía… Al día siguiente tenía mucho ruido de nuevo en todas las bandas, y hasta las 12 del mediodía (00 hora GMT) no pude hacer ningún QSO. Empecé con los 17m SSB. Antes de comenzar mis llamadas, cada día en las horas de mala propagación enviaba el log a Ricardo EA4YK para subirlo a la web y me leía mis emails. Ya vi las críticas de los europeos. Los sudamericanos tampoco habían podido hacer el contacto, y la costa Oeste de Estados Unidos me escuchaba pero yo a ellos no…Demasiadas peticiones a atender por una sola persona…aunque intentaba contentar a todos.. También me llegó la mala noticia de que C21RK estaba en el hospital… Por la tarde conseguimos cambiar la lámpara del amplificador (gracias a que Eugenio EA5/UT2XD me dejó una de repuesto) y poner de nuevo el amplificador en marcha. Pude entonces también hacer unos cuantos comunicados en 12 y 15m. Luego más tarde en 40, 80 e incluso 20m, donde daba prioridad a Europa y tuve un pequeño pileup antes de ir a descansar un poco. Eso sí, los europeos “retardaban” mi pileup al no respetarse unos a otros cuando se les entregaba el cambio. Creo que en general deberían aprender de japoneses y americanos, aunque no podemos generalizar… Más o menos llevaba una media de 1.000 QSO´s/día, un buen dato teniendo en cuenta todos los imprevistos. Pero me seguía preocupando Sudamérica, Europa, la costa Oeste de Estados Unidos…y las estaciones Sudafricanas que estaban pendientes de Nauru. Además, la antena no me funcionaba bien en 160m y la propagación era nula en 6m… A eso de las 2 de la mañana fue a dormir, tras unos QSO´s en 40m CW. Cada día dormía muy poco, cuando no había propagación, o durante los cortes de electricidad. Después me levantaba, me daba una ducha con agua fría (no hay agua corriente en Nauru, usan el agua que captan de la lluvia), un café y de nuevo a la radio. A eso del mediodía estaba por 17m SSB, y luego en 15 m SSB, donde ya pude trabajar un gran número de estaciones americanas, también en CW. Y, sobre todo, japoneses. Las estaciones japonesas entraban por todas las bandas a todas horas con señales fortísimas. Sobre las 07 UTC pase a los 60m. No podía utilizar el amplificador en esta banda, pero tenía la esperanza de ser la primera estación en el aire desde Nauru en los 5 Mhz… Mucha gente estaría esperando también. Llamé en 5.403.5 y ¡bingo!. KL7HBK fue la primera estación en hacer el contacto. Su señal era 5/9 muy clara, y mi corresponsal me pasaba el correspondiente reporte también. Mientras hacía algunos QSO´s en esta banda, los europeos se quejaban de que no estaba a esas horas por los 20m… Una vez entrada la noche seguí por los 40m SSB, donde predominaban las estaciones australianas. También esa noche trabajé los 20m, donde ya aparecieron algunas estaciones europeas ¡y españolas!. Me hacía bastante ilusión trabajar estaciones EA desde tan lejos. Por la noche cayó una buena tormenta en la isla lo que me hizo pasar a QRT por unas cuantas horas. Sería el primer día que iba a dormir más de 5 horas seguidas. Al día siguiente me levanté y observé que la antena direccional tenía SWR. Subí al tejado ¡y la tormenta había hecho que un tramo de la antena bajara, tocase con unos hierros que estaban en el tejado y rompiera las dos bovinas de uno de los elementos de la antena!. Así, tenía que trabajar con el dipolo nuevamente y operé la banda de 10 Mhz, donde sobre todo las estaciones japonesas pasaban por encima a las demás con señales fortísimas (siento que mi telegrafía fuera limitada, y gracias a todos por su paciencia, sobre todo en esta banda…). También operé telegrafía en 20 y 40 m, y pasé a 20 m SSB con la esperanza de encontrar estaciones europeas, a las que priorizaba. Pude contactar algunas, también algún que otro EA. Ese día tuve mi primer pileup en 20m SSB con Europa. También pude trabajar estaciones sudamericanas. Pasadas las 11 horas salí nuevamente por los 60m, trabajando alguna estación americana antes de pasr a los 80m SSB, donde predominaban las estaciones VK. También regresé a los 20 y 40m CW esa noche. Por la mañana del día 21 se trabajaron muchas estaciones en 20m SSB, incluyendo europeos. Luego hubo una buena propagación en los 17m. Sin embargo, en los 12 y 15m (donde hice más telegrafía que fonía) era difícil trabajar estaciones de fuera de Asia y Pacífico. En 10 y 14 Mhz CW pasaba los mismo, pero alternaba con estaciones americanas. Por otro lado me llegaba la noticia de que mi vuelo podría adelantarse un día pues había algunos problemas con la conexión en las islas Salomón. Eso me inquietaba pues de ser cierto debería estar prácticamente desmontando la estación… Ya pasaba los 4.000 QSO´s y debía hacer una pequeña pausa. Teníamos una cita con Rudoplh y su familia para comer, y además nos encontramos con el Ministro de Telecomunicaciones de Nauru, a quien le contamos de nuestro proyecto y de la idea de conseguir una estación de HF para la isla, aunque por ahora no lo habíamos conseguido (la única radio que teníamos era mi Yaesu FT857D). Después de comer (comida importada, pues absolutamente todo viene de fuera del país) teníamos una reunión prevista con el responsable de manejo de desastres de Nauru. Estuvimos como una hora hablando de la importancia de tener sistemas alternativos de comunicaciones, pues Nauru se queda frecuentemente sin teléfono fijo ni móvil. De hecho, durante mi estancia en la isla no funcionaba la red de telefonía móvil y una nueva compañía estaba estudiando e instalando un sistema nuevo, que estaría listo en un par de semanas. Al final de nuestra reunión, se concluyó que una estación de HF serviría de backup a los sistemas que tiene la agencia de desastres de Nauru. En caso de ser donada esta estación, se firmaría un acuerdo donde se establecerían los protocolos de uso de esa estación y su mantenimiento a través de los pocos radio aficionados de Nauru. Desde aquí nos gustaría hacer un llamamiento a todos los radio aficionados. Con todos los que somos, con una pequeña ayuda cada uno podríamos conseguir esta donación y que las estaciones C21 estuvieran frecuentemente en el aire. Si quieres hacer una donación, bien sea de equipo o de dinero para Nauru por favor contacta con c21ti@madrono.net , poniendo en el sujeto del email: “apoyo para estación permanente en Nauru”. A mi regreso al hotel pude trabajar algunas estaciones en CW en 20 y 40 m antes de que la propagación se cerrara y mi cansancio me hiciera pasar a QRT. Durante penúltimo día de operación trabajé muchas estaciones en los 17m. Además, con la ayuda de Rudolph y su logística, conseguí bajar la antena y cambiar las bobinas para 17m, lo que mejoró notablemente mis condiciones. Mi prioridad eran las estaciones europeas, pero aún no tenía las mejores condiciones para Europa en esta banda. Por la tarde trabajé los 12m y los 40 m en fonía, donde no había hecho muchos QSO´s. Ya alcancé los 5.000 QSO´s a falta de un día, todo un triunfo con todos los inconvenientes y dificultades de un sólo operador en Nauru, y dando gracias a que mi vuelo no se adelantó finalmente. Tras enviar de nuevo el log a EA4YK para publicarlo en la web, de nuevo la lluvia hacía presencia en Nauru. Pero sobre todo me preocupaba que no tuve grandes pileup con Europa… El último día hice algunos QSO´s en 12 y 20m en telegrafía, pero prioricé en los contactos en fonía, con la antena dirigida a Europa. Sobre las 4 de la tarde hora local tenía pensado desmontar las antenas, pero Rudolph (que por entonces ya sabía algo más de qué trataba una dxpedition) me sugerió aprovechar hasta el último momento, ofreciendo su apoyo logístico para el desmontaje de la antena. Entonces apareció C21RJ por el hotel, llamó en 17m…y se montó un gran pileup. Escuchábamos con un gran split de 25 Khz, una parte fuera de banda en Europa pero no en los Estados Unidos…Seguíamos priorizando en europeos, y así se trabajaron estaciones europeas con grandes señales. Tras unas horas en 17m, teníamos que pasar a QRT. Cuando estaba comunicando esto en la frecuencia llegó un nuevo corte de luz. ¡Ahora tendríamos que desmontar todo con linternas!. Al cabo de u rato llegó Rudolph y después más gente para ayudar a desmontar. Unos iluminando con las linternas, otros recogiendo bajo la lluvia….Nunca había desmontado una estación a oscuras y pasado por agua. Después hice las maletas, embalé todo correctamente (excepto parte del material que se quedó en Nauru) y sobre las 2 de la mañana Rudolph me dijo que volvería en media hora para llevarme al aeopuerto (mi vuelo era a las 4:45). A eso de las 3 me despertaron desde la recepción del hotel para decirme que el check-in de mi vuelo había empezado ya. Así que pagué la factura del hotel y buscaron a una persona que me acercó al aeropuerto de forma gratuita. Cuando llegué, en la aduana ¡me hicieron desembalar todo!. Tenía miedo de que el amplificador quedará mal embalado, pues tenía que ir de vuelta a su dueño, EA5/UT2XD. Tras un buen rato en el control de aduana, y con una humedad terrible, llegó Rudolph antes de hacer mi facturación. Y gracias a él, y a “Our Online” (la compañía aérea de Nauru) no pagué exceso de equipaje. Me había ahorrado más de 300 euros con ese trámite. ¡Muchas gracias de nuevo, Rudolph!. Ahora solo espero conseguir una estación para donar a Nauru, que tan bien se había portado conmigo… El regreso a Malasia ya os lo imagináis. Otras 24 horas de viaje (más de 12 horas transitando en España), pero cansancio, satisfacción y con la duda de haberlo hecho mejor. Desde Australia empecé a ver los emails, spots que había tenído, comentarios, felicitaciones y cómo no, críticas. Siempre se puede mejorar lo que se ha hecho, pero para ello hay que estar ahí. También llamé a Ricardo (EA4YK), con quién hablé más de una hora para intercambiar experiencias, yo desde Nauru y él desde la web y contestando a los emails de gente que estaba o que no estaba en el log. Y a Eugenio EA5/UT2XD, ya que no hubiera hecho tantos QSO´s sin su amplificador. Espero que para la próxima expedición, Eugenio sea el telegrafista (uno de los mejores, sin duda). También compré dos botellas de buen ron en el aeropuerto de Australia. Una, para tomarla a la salud de todos los que me habían apoyado en esta expedición, y en especial a mi esposa Larissa y mi hijo Gaël, con quienes había sacrificado una semana de vacaciones por venir a Nauru. La otra era para mis colegas de trabajo que me habían apoyado en esto y me habían cubierto durante mis días de vacaciones. Al regresar a Kuala Lumpur, tomé una ducha y fue a la oficina a trabajar… En casa aún me quedaban cientos de emails que contestar, resolver el diseño de la QSL y algunas dudas de gente que reclamaba estar en el log. Poco a poco vamos contestando todos los emails, el log está actualizado en la web y la QSL ya está en la imprenta. Sólo me queda agradecer a los sponsors: El Madroño, la URE (por el tráfico de QSL´s), el RC Valdemoro, Spiderbeam (por el mástil telescópico de 12 m), German DX Foundation, Southeastern DX Club, EuroQSL, Lynx DX Group, la URE Sevilla, EA3RKR/ARMIC, la URE Valdemoro, SWODXA, Swiss DX Foundation and Danish DX Group, a “Our Online” y EUDXF. Y también a la URE Garraf, EA5AVW, EC4AHX, EC3AJW, EA4YK, EA3KN, EA7TV, IK8CNT, EA4BQN, EA7ON, VE3XO, W5VY, EA5/UT2XD, EA7GBD, AF6PK, a Rudoplh Garoa y su familia, y a todos los que nos han hecho alguna aportación via PayPal o transferencia bancaria. Todos los pequeños esfuerzos sumados han hecho posible esta expedición, y para aquellos que deseen participar en la próxima, pueden contactarme ya vía email. Tengo pensado mejorar esta experiencia pero en uno de los 30 DXCC más buscados…
73´s Dani, C21TI

C21TI, la aventura del pacífico

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies